Breve historia de las ventanas

96 121 60 48
Breve historia de las ventanas

Antes de comprar unas ventanas de aluminio o pvc en Valencia hay que meditarlo, pues tienes que saber cuál es la que mejor se adecúa a tu espacio: el tipo de cristal que debe tener, el grosor y los acabados. También hay que tener en cuenta la eficiencia energética que te puede aportar.

Una correcta instalación de ventanas de aluminio o pvc en Valencia es básica para el aislamiento. Se reducirá la demanda de energía y se incrementará el confort interior de tu hogar.

Pero para llegar a este proceso tan sofisticado antes tuvo que ir pasando diferentes etapas. Las primeras ventanas de la historia no tenían ningún tipo de acristalamiento ni aislante, dejaban pasar la luz y conseguían que se ventilaran los espacios interiores.

El vidrio lo inventaron los romanos en el año 65, pero no fue hasta el siglo XIII cuando se empezó a extender, colocándose principalmente en las iglesias. Fue tal la importancia que comenzó a decorarse los cristales con diferentes estilos.

El origen de la palabra ventana la debemos al latín ventus (viento), debido a la cantidad de corriente o ventilación que proporcionaba. También tenía otra denominación fenestra o finistra, según fuese la palabra latina o griega.

El problema que tenía el aluminio era lo difícil de su extracción, hasta que en 1889 Karl Bayer patentó un procedimiento para extraer el óxido de aluminio o alúmina perteneciente a la bauxita, al mismo tiempo, el francés Paul Heroult y Charles Martin Hall habían conseguido un proceso rápido de extracción. La producción se fue multiplicando y consiguió tal abundancia que se colapsó el precio, y pasó de ser un metal preciado a uno común.

Será en 1895 cuando se empieza a utilizar en la construcción en la cúpula del edificio de la Secretaría de Sidney.

En Carpintería Metálica Granada, S.l. tenemos los mejores profesionales para tu cerramiento exterior. Llámanos en caso de reparación.